Edublogs, ¿un medio poco apropiado?

Es indudable que los blogs han adquirido una enorme popularidad últimamente. Probablemente la clave de su éxito sea la facilidad con la que se puede escribir en ellos. Basta pulsar un enlace o un botón y ya estamos escribiendo aquello que deseamos que quede plasmado en el blog. Otro clic de ratón y hemos acabado con el trabajo. Nada de editar páginas web y nada de ftp, no es necesario preocuparse del tamaño de la letra, los colores o cualquier otro elemento de diseño, el blog lo hace todo por nosotros. Con un par de clics cualquiera puede publicar lo que desee.

Pero, según mi punto de vista, el hecho de que sea fácil y entretenido no implica necesariamente que sea apropiado para cualquier uso, algo que se aplica también a la educación. Sin embargo, parece ser que debo ser de los pocos que comparte esta opinión puesto que la tónica general que se observa es la de potenciar los blogs educativos ensalzando sus virtudes para ser usados en la educación.

Según podemos ver en Wikipedia, se le asignan varios méritos. En general:

  • el formato “diario”, en forma de una bitácora anima a los estudiantes a conservar una grabación de su propio pensamiento en un determinado espacio de tiempo.
  • facilitan la retroalimentación crítica como consecuencia de los comentarios de los lectores, que pueden provenir de los profesores, compañeros, padres o de una amplia audiencia
  • puede usarse para proporcionar un espacio propio on-line, para plantear preguntas, publicar trabajos y comunicarse con otros espacios web, así como comentarlos.

Para el profesor:

  • mantener a los alumnos actualizados con las reflexiones y las fuentes de información que el profesor esta usando durante el desarrollo de un curso o programa

Para el alumno:

  • selección deliberada de los trabajos, proyectos, investigaciones, encuestas del alumno que nos cuenta la historia de sus esfuerzos, su progreso, sus reflexiones o sus logros

Tíscar Lara hace un análisis bastante profundo e interesante sobre el uso de los blogs en su artículo: Blogs para educar. Allí podemos leer:

Una propuesta de modelo de enseñanza con weblogs dentro de una pedagogía constructivista entiende el blog como un medio personal y propio del alumno, de tal manera que pueda utilizarlo de un modo transversal a lo largo de su vida académica y no dentro de una clase determinada. El papel del profesor en este modelo sería el de facilitador en este nuevo espacio de libertad, acompañando al alumno en su propio camino de experimentación y aprendizaje a través del blog (O’Donnell, 2005).

Así pues, por un lado se incita a utilizar el blog como complemento a las clases y por otro a tratarlo como un diario donde se van plasmando las experiencias relacionadas con la vida docente.

Antes de continuar, veamos algunas algunas características de los blogs:

  1. Facilidad extrema de uso. Para publicar sólo es necesario escribir el texto sin preocuparse prácticamente de nada más.
  2. Existe una red de blogs bien consolidada con abundantes herramientas de contacto entre ellos.
  3. Estructura cronológica inversa. Lo último que se publica es lo primero que aparece.
  4. Ausencia de herramientas para generar estructuras diferentes a la estrictamente temporal.
  5. Los artículos publicados son independientes entre sí, por ejemplo, un trabajo con cierta extensión no puede ser subdividido en apartados y subapartados de una forma clara y sencilla.
  6. Son personales, típicamente están hechos por una única persona.
  7. Las aportaciones de terceros son opiniones. No tienen oportunidad de colaborar de forma directa en la construcción de los artículos del blog.
  8. De los dos puntos anteriores se desprende que el blog es un tablón de anuncios, donde uno escribe y los demás miran y expresan su opinión.

Ausencia de estructura
El hecho de que carezca de herramientas para estructurar libremente su contenido parece no importar demasiado y normalmente se pasa por alto o se minimiza este punto cuando se habla de las cualidades del Edublog. Lara hace mención a esto en el artículo anteriormente citado:

Uno de los elementos clave de los blogs es su sistema de publicación en orden cronológico inverso. Esta característica puede ser de gran utilidad para aquellos profesores que quieran proporcionar una actualización periódica de nuevos contenidos y convengan un pacto de lectura correspondiente con sus alumnos para que puedan hacer uso de esa información. En cambio, para la enseñanza de procesos, este método obliga a un seguimiento fragmentado en orden inverso que puede confundir a los estudiantes menos familiarizados con el sistema. Para estos casos, puede ser más eficaz la elaboración de documentos independientes y su integración en el blog como material didáctico a través de un hiperenlace.

Efectivamente este es el punto clave del blog, y donde radica todo su problema. Porque resulta que el orden cronológico casi nunca es el más importante en el desarrollo de la tarea docente. El cerebro humano no es lineal, como tampoco es lineal nuestro pensamiento, ni nuestra forma de adquirir conocimientos o de trabajar. Sin embargo el blog nos impone (de forma imperiosa) este modo de actuar que es totalmente artificial. Y, aún cuando puede ser útil en determinadas ocasiones la realidad es que la mayoría de las veces esta no es la forma óptima ni idónea para trabajar. Debiéndose recurrir a artimañas, trucos y subterfugios para alcanzar la meta deseada.

Fugacidad de la información
La característica que hace que los blogs muestren siempre los últimos artículos publicados hace que, dependiendo de la cantidad de trabajos expuestos, éstos acaben pronto enterrados entre docenas de otros artículos, lo que unido a la falta de otro tipo de estructura hace tedioso en la práctica encontrar la información que puede ser de interés, a no ser que se sepa de antemano lo que se está buscando, pero evidentemente no da prácticamente ninguna oportunidad a la exploración de temas para ver lo que se puede encontrar.
La información bien estructurada, de forma temática, da la oportunidad de ir explorando entre los diferentes apartados de forma que un artículo nos puede llevar a otro y este a otros, etc. Sin embargo los blogs sólo tienen la búsqueda mediante etiquetas o la cronológica (esta última suele ser irrelevante cuando uno desea explorar cualquier aspecto del conocimiento) lo que significa que se está limitando de forma importante la capacidad de buscar información. Pensemos que la búsqueda por etiquetas también se puede hacer en cualquier página web que disponga de buscador mediante las palabras clave. De este modo el blog está seriamente restringido en cuanto a la búsqueda de información. Agravado esto por el hecho de que los artículos de los blogs suelen ser típicamente independientes los unos de los otros de forma que no hay una secuencia lógica que podamos seguir de unos a otros.

Secuencialidad y confusión
Otro aspecto que se pasa casi siempre por alto es que la realidad educativa no consiste en un profesor que enseña a su clase. En la práctica un profesor enseña normalmente a varias clases distintas, que casi siempre son de niveles diferentes y de más de una materia. Igualmente los alumnos tienen 10 ó más asignaturas que muchas veces se corresponden con otros tantos profesores (al menos en los niveles superiores). ¿Cómo se puede trabajar con un blog en estas condiciones? Personalmente pienso que es del todo imposible, ya que el carácter secuencial temporal hace que se mezclen continuamente las diferentes temáticas y que todo se vuelva caótico, tanto si se trata de un blog de profesor como uno de alumno. De nuevo se hacen necesarias argucias que permitan saltarse estas limitaciones del blog. Multiplicando el número de blogs que hay que mantener, utilizando un sistema estricto de etiquetas u otras que a cada uno se le puedan ocurrir. El edublog parece ser un recurso educativo utilizado por profesores en solitario que no se plantean lo que sucedería, ni como debería planificarse, en el caso de que sus compañeros decidiesen utilizar el mismo sistema.

Sistema poco colaborativo
Los blogs son sistemas colaborativos restringidos. Normalmente están mantenidos por una única persona que es la que escribe los artículos. Otras personas pueden intervenir a modo de foro de discusión aportando sus opiniones o lanzando preguntas. Pero no hay ningún mecanismo establecido para colaborar en la creación de trabajo de forma conjunta. Por lo tanto, es más parecido a un tablón de anuncios donde se exponen distintas cuestiones para que puedan ser leídas por los demás. Así pues, no es un sistema eficaz cuando se pretende trabajar de forma cooperativa.

La clave del éxito
El blog ha tenido mucho éxito como medio eficiente para distribuir noticias (que son siempre secuenciales) y exponer ideas a modo de diario personal (algo que también es secuencial). La euforia creada por el logro conseguido en estos aspectos ha provocado que muchos trasladen inmediatamente este modelo a la educación, sin contar con que el modelo secuencial no es apropiado en el sistema educativo más que para aspectos muy determinados y concretos.

La utilización del edublog requiere un esfuerzo mayor por parte del docente y del alumnado frente a otros medios como las wikis o las plataformas educativas, ya que la recuperación de la información ya publicada así como la necesidad de establecer vínculos entre artículos temáticos
relacionados entre sí requiere siempre un esfuerzo suplementario, ya sea ante la necesidad de reescribir o adaptar la información previa o ante la obligación de enlazar y organizar artículos entre sí.

Personalmente pienso que el blog sólo puede ser un elemento accesorio en la tarea docente entre alumnos y profesores. Hay medios mucho más eficientes como las wikis que permiten hacer lo mismo que el blog pero con un control total sobre la publicación de contenidos, sin necesidad de utilizar trucos o estrictas normas de uso para que el trabajo sea productivo. Además de permitir aspectos desconocidos en los blogs como el trabajo colaborativo real o el análisis del desarrollo del producto final, pudiendo ver cómo han trabajado los alumnos en cada momento y conocer el proceso que han seguido durante el desarrollo de las actividades, gracias a la conservación del historial completo de cada página.

Los edublogs son necesarios para aportar conocimientos educativos en la red por parte de los profesores. Igualmente pueden ser interesantes como lugar público para la reflexión de los alumnos. Sin embargo, para el desarrollo de la clase, el edublog se caracteriza por su flagrante falta de eficiencia.

Published in: on enero 21, 2008 at 7:12 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://joseluismartosfdez.wordpress.com/2008/01/21/edublogs-%c2%bfun-medio-poco-apropiado/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: