“Entre las pocas cosas que vamos sabiendo sobre las TIC, está que la interacción que realizamos con ellas no sólo nos aporta información, sino también modifican y reestructuran nuestra estructura cognitiva por los diferentes sistemas simbólicos movilizados. Sus efectos no son sólo cuantitativos, de la ampliación de la oferta informativa, sino también cualitativos por el tratamiento y utilización que podemos hacer de ella. De cara a la educación nos sugiere que estas TIC se conviertan en unas herramientas significativas para la formación al potenciar habilidades cognitivas, y facilitar un acercamiento cognitivo entre actitudes y habilidades del sujeto, y la información presentada a través de diferentes códigos” (Cabero 2004, p. 18).”

Recientemente, en esta misma revista, el coordinador de este monográfico se refería a este uso de los blogs como “una conversación interactiva durante un viaje por el conocimiento” (Sáez Vacas, 2005).

“La escuela siempre va por detrás de la sociedad y hay un desfase evidente entre el uso que de las nuevas tecnologías se hace a nivel general, en las diversas actividades sociales y económicas cotidianas y el que se hace en las escuelas (Gargallo López, 2003: 20).”

Según Trejo Delarbre (2005), el ciudadano requiere de destrezas específicas para su supervivencia en este nuevo entorno: “La capacitación, no sólo para encontrar información y saber discriminar entre ella, sino también para colocar contenidos en las redes informáticas, se ha convertido en requisito indispensable en la formación cultural, la competitividad laboral y las opciones sociales de las personas.”

Joan Majó (2003) “la escuela y el sistema educativo no solamente tienen que enseñar las nuevas tecnologías, no sólo tienen que seguir enseñando materias a través de las nuevas tecnologías, sino que estas nuevas tecnologías aparte de producir unos cambios en la escuela producen un cambio en el entorno y, como la escuela lo que pretende es preparar a la gente para este entorno, si éste cambia, la actividad de la escuela tiene que cambiar”.
(José Luis Orihuela, 2006)

En el mundo hay 48 millones de blogs y la cifra se duplica cada seis meses“. “El blog es el medio que más rápidamente ha crecido en la historia de la comunicación“.

(Ferdig y Trammell, 2004)

El alumno recibirá el feedback de otros participantes en el debate y tomará mayor conciencia de su propio aprendizaje“.

(Dickinson, 2003)

También puede plantearse ser un autor más en el blog, al mismo nivel que sus alumnos, quienes, de esta forma, se sentirán más reconocidos en el proyecto y con mayor grado de autonomía“.

(Oravec, 2003)

Los weblogs ocupan un “espacio intermedio” entre la enseñanza presencial y los sistemas estructurados de E-learning“.

(Orihuela y Santos, 2004).

Los alumnos de la asignatura desarrollan sus propios blogs de clase, utilizándolos como medio de comunicación con los profesores, y como plataforma de publicación de los ejercicios del curso. Asimismo, cada alumno crea y mantiene un blog personal sobre un tema de su interés, que se dirige y evalúa como un proyecto final“.

“En la sociedad de la información (SI) ya no se aprende para la vida; se aprende toda la vida” (A. Cornella).

“Las máquinas ampliaron nuestras capacidades físicas, las TIC amplían nuestras capacidades intelectuales (potencian unas y abren nuevas posibilidades)” (Pere Marques).

En la escuela tradicional… “las propuestas son homogéneas, los métodos únicos, los alumnos se agrupan por edades suponiendo que esto define competencias similares, se fijan ritmos regulares de aprendizaje, se cuida que todos reciban los mismo: la misma explicación, la misma actividad… En este diseño la igualdad es sinónimo de justicia educativa”. En cambio, “la escuela en la sociedad del conocimiento necesita dar lugar a la diferencia, explorar caminos diversos donde todos puedan aprender, porque todos están llamados a producir conocimiento. Y no todos aprendemos de la misma manera y al mismo ritmo… prevé la heterogeneidad de los alumnos y la acepta. Es un concepto distinto de justicia…” (Claudia Romero)

“Los principios psicopedagógicos asumidos por la reforma, como son el concepto de aprendizaje activo y personal del alumno, la necesidad de una pedagogía diferenciada adaptada a individualidades heterogéneas y que implica la mayor flexibilidad metodológica, exigen cambios tan profundos en la práctica educativa escolar de todos los niveles que suponen un nuevo modelo de escuela” (Mencia, E., 1993).

“La habilidad de las sociedades para controlar la tecnología y en particular las tecnologías estratégicamente decisivas en cada época histórica tienen una gran influencia en su destino” (Manuel Castells, The Rise of the Networked Society).

Published in: on enero 21, 2008 at 5:44 pm  Dejar un comentario  
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.